Jardines de bajo mantenimiento
¿A quién no le gustaría tener un jardín en casa en el cual se pueda disfrutar y relajar al aire libre, pero reduciendo al máximo el trabajo que cuesta mantenerles?

Para nadie es un secreto que tener un jardín en casa puede llegar a costar trabajo, tiempo y muchas veces (dependiendo del tipo de jardín que sea) gastos monetarios. Lo que mucha gente no sabe es que esto no siempre tiene que ser así. Existen muchas formas de reducir el mantenimiento del jardín al máximo sin que afecte al mínimo el valor estético del mismo. Los llamados jardines sostenibles o jardines de bajo mantenimiento.

La jardinería de bajo mantenimiento trata de la optimización de los recursos que se utilizan para mantenerlos. En este blog, le presentamos algunas de las medidas más utilizadas por nuestros clientes enfocados en la disminución del mantenimiento del jardín a futuro y los costes económicos que estos conllevan.

¿Cómo crear un jardín de bajo mantenimiento?


1. Minimice las pérdidas del agua (de riego) por evaporización. Esta medida es muy fácil de realizar por medio de los llamados ¨acolchados¨. Que se trata simplemente de cubrir la superficie del suelo con diferentes tipos de materiales que permitan mejorar la eficiencia en el uso del agua evitando la evaporación de la misma. Los materiales más frecuentes para estos acolchados son la grava o la corteza de pino . De esta manera se mantendría el suelo húmedo por más tiempo y no haría falta regar con tanta frecuencia las plantas o los arbustos en los alrededores.  
Jardín de bajo mantenimiento con corteza de pino
2. Evite el crecimiento de la maleza haciendo uso de la malla antihierbas . Estas mallas no sólo le ahorrarán las horas de trabajo físico para deshacerse de la maleza sino que también le ayudará a conservar el aspecto de la superficie de grava o de corteza de pino y con muy poco mantenimiento.
Jardín de bajo mantenimiento con malla antihierbas
3. Otra cosa que también cuesta bastante trabajo físico de mantener es el césped natural. Hay que regarlo con abundante agua para que crezca y también hay que podarlo para que siempre se vea bonito. Una alternativa para esto dentro de los jardines de poco mantenimiento es el césped artificial. Para evitar que se le deslice de lugar podría sujetar el césped con las grapas de sujección, asi no tendrá que estar siempre poníendolo en su lugar después de tiempo. También podría naturalmente optar por poner grava o canto rodado.

4. En caso de querer combinar varios tipos de elementos, ya sea grava, corteza de pino, canto rodado o césped, se recomienda separar los espacios por medio de algún tipo de borde o bordura así se evitaría que se mezclen los diferentes tipos de acabados.
Jardín de bajo mantenimiento con bordura
5. Con referente a las plantas, en los jardines de bajo mantenimiento se recomienda poner plantas de baja necesidad de riego, plagas y enfermedades. Unas de las más comunes y favoritas, sobretodo por el olor que sueltan son la lavanda, el romero, el tomillo o los cáctus. Estas son plantas rústicas y de bajas necesidades. Pero si lo suyo son las plantas con flores, le recomendaríamos las salvias, ya que tienen un periodo largo de florecimiento y así evitaría tener que reponerlas cada cierto tiempo.
Jardín de bajo mantenimiento
6. Y por último, otra cosa que a nuestros clientes les fascina son los estabilizadores de grava . Gracias a ellos evitan que en la grava se marquen huellas al caminar y pasarle por encima.

En conclusión, los jardines de poco mantenimiento se enfocan en crear espacios de alto valor estético y de bajas necesidades.

¡Escoja hoy mismo todo lo necesario dentro de nuestro enorme surtido de grava y áridos para así poder crear su jardín de bajo mantenimiento!